¿CÓMO TE PUEDO AYUDAR?

Soy Psicóloga Clínica licenciada en la Universidad de Oviedo (número de colegiada O-02551) y Especialista en Psicopatología y Salud. Después de terminar mis estudios, durante años estuve trabajando en el ámbito de la psicología clínica, atendiendo a niños, adolescentes y adultos. También estuve trabajando en centros de adicciones por lo que tengo experiencia en tratamiento de adicciones como el tabaco y otras más de tipo comportamental (juego patológico, compras…). En cuanto a mi método de trabajo me muevo principalmente en la corriente cognitivo conductual, sin embargo, siempre estoy incorporando técnicas de otras dependiendo del tipo de caso que me llegue, ya que cada persona es única y necesita atención especializada, por lo que es necesario utilizar procedimientos diferentes.

Actualmente me encuentro en el centro psicológico y educativo Edukarte en Gijón, me dedico a evaluar posibles trastornos, realizar diagnósticos y dar tratamiento a todo aquel que pueda necesitarlo. Aunque es un centro de psicología infantil, no solo trato a niños, también adolescentes y adultos. Por último, también soy redactora en la revista Bekia dónde escribo principalmente artículos sobre psicología, salud, sexo y educación para padres.

¿Qué orientación tengo?

No me centro en un solo tipo de orientación a la hora de hacer terapia, de todas se pueden sacar aspectos positivos y negativos. Solo hay que saber cuándo utilizar unas técnicas u otras en función del tipo de persona que te venga a consulta. Saber quién se puede beneficiar de un tipo de estrategia y aprovecharlo. Sin embargo, en la mayoría de los casos utilizo técnicas cognitivo conductuales, de modificación de conducta y de terapia sistémica.

¿CON QUE PROBLEMAS PUEDO AYUDARTE?

Terapia adulto

TERAPIA             Adultos

Abordaje de los problemas emocionales para tratar de mejorar la salud y el bienestar emocional de la persona.

CUANDO ...

Sientes una ansiedad generalizada, una angustia continua, una opresión o tienes preocupaciones constantes.

Sientes pánico o miedos a situaciones específicas.

Tienes problemas para dormir, para conciliar el sueño o mantenerlo.

Si te sientes presionado en el trabajo, te sientes "quemado" o estresado.

Tienes pensamientos recurrentes obsesivos y compulsivos.

Si tienes problemas con la alimentación, si te causan estrés determinadas situaciones o alimentos.

Si has sufrido una experiencia traumática, malos tratos o abusos sexuales.

Si tienes problemas con sustancias adictivas u otro tipo de adicciones sin sustancias (adicción al juego, a las compras, móvil, deporte, trabajo...).

Si crees tener problemas familiares, psicosomáticos o de la personalidad.

Si quieres aprender a relajarte ante determinadas situaciones estresantes de tu vida.

Si tienes problemas con tu pareja en cualquier ámbito: social, emocional y sexual.

Aunque no tengas un problema grave pero te sientes desanimado, con baja autoestima y quieres mejorar tu autoimagen personal.

Si quieres conseguir la seguirdad que crees que te falta y potenciar tus relaciones personales y habilidades sociales.

img03

TERAPIA            Infantil

Cuando los problemas emocionales y conductuales afectan a la vida familiar y escolar del menor.

CUANDO ...

El menor suspende todas las asignaturas y se muestra desmotivado o pasivo ante tal hecho (fracaso escolar).

Tiene problemas para el aprendizaje, para leer, escribir o calcular.

Si necesitas una evaluación o informe psicológico y escolar.

Tiene problemas de comportamiento, rabietas, celos, agresividad...

Si crees que el menor puede estar sufriendo bullying o acoso escolar.

Cuando en la separación de los progenitores el menor presenta estres o ansiedad.

Si el menor presenta fobias, miedos o ansiedad en determinadas situaciones.

Presenta incontinencia urinaria en edad avanzada.

Presenta problemas para dormir, pesadillas o terrores nocturnos.

Si crees que no sabe relajarse y le cuesta adaptarse a situaciones nuevas (separación/divorcio, ciudad nueva, alineación parental...).

Si crees que pueda estar sufriendo abusos sexuales, malos tratos u otras experiencias traumáticas.

Presenta un comportamiento obsesivo o compulsivo en determinadas situaciones.

Si crees que pueda estar deprimido o desanimado.

Si crees que pueda tener algún tipo de adicción problemática.

Presenta una conducta alimentaria anómala o poco común.

Si presenta algún tipo de problema emocional que sin ser grave, necesite ser tratado para mejorar la vida familiar.

Presenta problemas para controlar su ira, no sabe gestionar la frustación cuando se le dice "no".

Presenta impulsividad excesiva o tiene problemas para prestar atención.

O si quiere mejorar la seguridad en sí mismo y trabajar sus habilidades sociales.